Destinos

Se hunde la imagen de España como destino seguro en el mercado alemán

El preocupante incremento de casos de COVID-19 en España sumada a la declaración de zona de riesgo de distintas comunidades autónomas están hundiendo la imagen de nuestro país como destino seguro y afectando a las decisiones de viaje de los alemanes, según pone de relieve el ultimo informe de Turespaña sobre los indicadores y tendencia del mercado alemán.

Las barreras de movilidad aprobadas por el gobierno alemán, tales como las pruebas PCR o la cuarentena, dificultan que el turismo se reactive. Las próximas comunidades que pueden entrar en la lista negra son Castilla y León y Baleares, si superan el umbral de 50 casos por cada 100.000 habitantes en una semana. Esto supondría un gran impacto para el sector turístico balear, siendo el principal destino vacacional español para los alemanes. 

Turespaña advierte que la capacidad ofertada ha disminuido considerablemente y muchos operadores, sobre todo de circuitos, han optado por retomar las operaciones tras el verano.  

Por otro lado, el documento destaca que toda la distribución minorista alemana está en una situación critica. La asociación de agencias autónomas VUSR  ha señalado que los ingresos de sus asociadas caerán un 95% este año. Los turoperadores han comenzado a agilizar el pago de comisiones para dar liquidez a las agencias.

El informe subraya que la apertura de Turquía puede estar influyendo tanto en la cancelación de reservas como en el desvío de turistas a otros destinos competidores. 

Según Turespaña las nuevas tendencias de la demanda alemana pasarán por un impacto muy negativo en el segmento MICE, miedo sanitario y fuerte pérdida de poder adquisitivo, aceleración de procesos de digitalización y aumento del consumo online frente al offline, simplificación de la intermediación, incremento de las búsquedas directas derivadas del habito del confinamiento y cierre de las agencias físicas. 

Asimismo destacará el aumento de los paquetes turísticos por las garantías ofrecidas por el turoperador, aumento de la demanda de apartamentos turísticos, hotel solo alojamiento y alquiler de coches y autocaravanas y más interés por destinos domésticos con desplazamiento en coches.