Destinos

Julio cierra con una ocupación hotelera de dos puntos menos que 2022 en la Costa del Sol

Ocupación hotelera en la Costa del Sol

El mes de julio ha cerrado con una ocupación del 84,63%, dos puntos menos que en julio de 2022, según la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos). De la misma manera, las previsiones caen para agosto de un 88,08% del año pasado a un 83,42% de 2023. Para septiembre, los datos apuntan a que la ocupación rondará el 84,60% frente al 87,11% del pasado ejercicio. “Hay un ligera bajada de ocupación debido a la reducción de la demanda del turista nacional que venimos notando desde mayo, este descenso se fundamenta en las economías domésticas que están notando los incrementos de los tipos de interés de las hipotecas, la inflación, y la subida de los combustibles”, apunta el presidente de la patronal, José Luque.

En cuanto al origen de los turistas, en julio el 40% ha sido de origen nacional frente al un 60% de procedencia internacional. Los porcentajes se han igualado más de cara a agosto, cuando se espera que el turismo nacional llegue al 45%. Aún lejos de otros años en los que el peso de la demanda nacional rondaba el 50%. Por destinos, durante el mes de julio, Torremolinos lidera el ranking de ocupación con un 93,65%. Les siguen Fuengirola (90,86%), Mijas (90,32%), Nerja (88,87%) y Marbella (82,83%).

Para agosto se espera que la ocupación en Fuengirola  sea del 91,15%, Nerja (87,84%) y Marbella con un 82,13%. En septiembre, el perfil del turista varía y ello se refleja en una mayor demanda de los destinos de interior. Por ejemplo, es llamativa la subida de Antequera, que, si bien en julio ha sido de un 22%, en agosto ha experimentado una mejoría hasta llegar al 35% y en septiembre remonta a un 65%. La ocupación en la Axarquía también crece de forma llamativa, pasando de un 65,45% en agosto a un 96,86% en septiembre. Fuengirola es el segundo destino más solicitado con una previsión de ocupación del 90,51%.

A pesar de que el impacto bruto por cliente alojado ha mejorado en Julio 2023 respecto a las cifras de 2022, la previsión de ocupación de la temporada alta se estima en una bajada acumulada del 4% respecto a 2022, por lo que podemos concluir que el verano no está teniendo los niveles de demanda deseados, apunta el comité ejecutivo de Aehcos.